Psicología Infanto-Juvenil

Psicología Infanto-Juvenil
Psicología Infanto-Juvenil

La psicología infanto-juvenil se dedica al tratamiento de diferentes dificultades emocionales, conductuales y de aprendizaje. Se trata de abordar los conflictos del niño y/o adolescente desde un punto de vista multidisciplinar aplicando diferentes técnicas integradoras: gestald, técnicas narrativas, ludoterapia, dibujos proyectivos, pedagogía sistémica, técnicas de relajación y de expresión corporal. Se pretende así, que el niño pueda canalizar todo aquello que la angustia y pueda sacar el máximo beneficio de sus capacidades.

Teniendo en cuenta que cuando nacemos pasamos a formar parte de un sistema familiar, social, cultural, etc, es importante que el abordaje terapéutico acoja a la familia y la escuela. En este sentido se tiene en cuenta cada uno de sus miembros para poder dar más fuerza al proceso de su progenitor. De este modo se hacen seguimientos tan individuales cómo familiares, porque cada uno de los integrantes, sobre todo padre y madre, pueda tener su espacio propio para resolver dudas, conflictos y otras necesidades emocionales. También se incluye, si es necesario, entrevistas en la escuela para incorporar la visión de los educadores y dar un acompañamiento más amplio al niño.

El proceso terapéutico está formado por una primera entrevista con los padres para poder hacer una una exploración exhaustiva de las dificultades de su hijo/a. A partir de aquí se programan las exploraciones y sesiones con el niño/a y la familia desde la confianza y el consenso.

MOTIVOS DE CONSULTA

  • FOBIAS
  • TERRORES NOCTURNOS
  • ANSIEDAD DE SEPARACIÓN
  • ENURESIS
  • TRASTORNOS De ALIMENTACIÓN: BULIMIA, ANOREXIA, INGESTA COMPULSIVA
  • DESCONTROL De IMPULSOS
  • ABUSOS SEXUALES
  • MALTRATOS
  • CONDUCTAS DISRUPTIVES
  • HIPERACTIVIDAD